Racimo de tempranillo dibujado

Tempranillo. Origen, características, sabor, maridaje…

El tempranillo es una variedad de uva española verdaderamante emblemática, es la variedad tinta por excelencia en Ribera del Duero y la predominante en La Rioja, es decir, es la uva fundamental en las zonas más prestigiosas de vinos tintos de España. Considerada autóctona de Rioja, es la variedad más característica de esta Denominación, fundamento de la identidad de sus vinos tintos y una de las grandes variedades nobles a nivel internacional. Ocupa más del 75% de la superficie de cultivo de la DOCa Rioja.

¿Cual es el origen del tempranillo?

Según estudios realizados con la tecnología del ADN, realizados por el Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV) y el Instituto Madrileño de Investigación de Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA). Se ha llegado a determinar su origen como un cruce entre la variedad blanca albillo mayor, originaria del Duero, (conocida como turruntés en la Rioja) y la variedad tinta benedicto procedente de Aragón, que está casi desaparecida en la actualidad.

Los otros nombres del tempranillo

EL nombre tempranillo deriva de la maduración temprana de la variedad, aproximadamente dos semanas antes que su competidora la garnacha. Muchos son los otros nombres que el tempranillo adopta en distintos lugares de España y del mundo.

En España, tinta fina en Ribera del Duero, tinta de Toro en la Denominación de Origen del mismo nombre, cencibel en Valdepeñas y en toda la Mancha. Tinta del país en Madrid, arganda, escobera o chichillana en Extremadura, arauxa en la comarca gallega de Monterrei y ull de llebre en el Penedés. Fuera de España, adopta el nombre de tinta roriz y aragonez en Portugal, valdepeñas en Estados Unidos, tempranilla en Argentina y luis hidalgo en Uruguay.

Aunque la variabilidad ampelográfica existe entre varias de ellas como nos recuerdad en el la web de la DOCa Rioja, “El grado de similitud entre los viñedos de las diferentes sinonimias con el Tempranillo de Rioja es ampelográficamente variable, desde la identidad prácticamente absoluta en el caso del Cencibel, Tinto de Madrid, Tinto del País y Tinto Fino, hasta grados de similitud más reducida en el caso del Tinto de Toro y UII de Llebre”.

Su comportamiento agronómico

Respecto a su comportamiento agronómico, es muy segura en el cuajado, muy sensible a plagas y enfermedades, poco resistente a la sequía y a temperaturas altas y, como su propio nombre indica, es “uva temprana” con ciclo corto de maduración.

¿Por qué hay tanto vino de tempranillo?

La variedad tempranillo cubre más de 200.000 hectáreas en la península ibérica y es la segunda variedad española en extensión plantada, tan sólo por detrás del Airén. Es importante reseñar que la gran propagación del tempranillo es un fenómeno reciente, siendo a partir de los años 90 cuando se dispara su plantación.

En las ultimas tres décadas, la uva tempranillo ha pasando de 33.000 a más de 200.000 hectáreas. Actualmente se encuentra muy difundido en España por su calidad reconocida, estando autorizado en 28 denominaciones de origen, 12 de las cuales lo consideran una de las variedades principales o preferentes.

Hoy se pueden encontrar plantaciones de tempranillo fuera de la Península Ibérica. En Argentina hay alrededor de 6.000 hectáreas plantadas. También en el sur de Francia, Estados Unidos (California y Oregón), Uruguay y Australia. En ninguno de estos paises se superan las 1.000 hectáreas plantadas, pero el interés es creciente.

Las claves de su expansión

Cinco son las claves que explican su vertiginosa expansión,

  1. Calidad. Desde luego el hecho de que produce vinos tintos de gran calidad.
  2. Versatilidad. Es muy versátil en cuanto al tipo de vinos que se pueden elaborar con ella; jóvenes, crianza y reservas. El tempranillo se presta a la crianza en madera como pocas uvas. También permite la elaboración de rosados.
  3. Adaptabilidad climática. Es una variedad que se adapta muy bien a la mayor parte de los matices climáticos que podemos encontrar en la península ibérica.
  4. Productividad. Mayor que la de otras uvas competidoras.
  5. Ciclo corto. Su nombre viene precisamente de esta característica, su maduración temprana es beneficiosa en climas relativamente severos comos los de la Rioja Alta o Alavesa.

Características y sabor del tempranillo

El tempranillo es enológicamente muy versátil, capaz de producir vinos con largo envejecimiento, muy equilibrados en grado alcohólico, color y acidez, y con un paladar franco, suave y afrutado, que evoluciona a aterciopelado cuando envejece.

El resultado de su evolución natural es un racimo generoso y compacto, de tonos negroazulados y firme unión a su raspón. La tempranillo se caracteriza por sus hollejos gruesos. Los mostos procedentes de esta uva tienden a ser ligeramente bajos en acidez. No son vinos que destaquen por su elevado contenido en alcohol en el contexto climático cálido de la península.

Al tempranillo le gusta el sol, necesita luz solar para poder desarrollar su maduración correctamente y producir un fruto en óptimas condiciones. Si la tempranillo pudiese hablar y lo hiciese en italiano, nos diría, sole si ma non troppo (sol sí, pero sin pasarse), lo que hace que en la España de las riberas fluviales del centro-norte de la península, como Rioja, RIbera del Duero o Toro encuentre el lugar ideal para sacar partido a esta maravilla de la viticultura.

Los vinos más jóvenes presumen de tonos violáceos, mientras que aquellos con un contacto prolongado con la madera derivan hacia tonos teja. Los aromas de juventud recuerdan a los frutos rojos del bosque mientras que, tras la crianza, adquieren los recuerdos especiados y torrefactos y parecen las notas de regaliz, cuero o la hoja de tabaco.

La opinión de los expertos

En opinión de Jancis Robinson la tempranillo no tiene una fuerte identidad diferencial de sabor, algunos encuentran fresas, otros especias, cuero y hojas de tabaco, pero la cosecha y el estilo de vinificación son cruciales para la determinación de su estilo.

Según Charles Frankel el tempranillo da un vino color rubí, con irisaciones azuladas. De acidez débil y medio alcohol. Es un vino fino y muy aromático, donde el gusto es variable según el terroir. Desarrolla a la vez un lado vegetal, con presencia de hojas de tabaco frescas. Un lado afrutado, en el que predomina la cereza, la fresa, grosella negra o incluso la ciruela y finalmente un lado especiado con pimienta y regaliz.

Para Pierre Asti los sabores a fruta podemos encontrar cereza seca y agria, ciruela negra, fresas, tomate asado, higos secos. En lo que se refiere a otros sabores podemos encontrar cedro, cuero, tabaco, pimienta negra, canela, vainilla, caja de puros, azúcar moreno, pastrami, acelga, clavo de olor.

José Peñín afirma que la variedad produce unos vinos finos con gran aptitud al envejecimiento, de agradables aromas a moras y a zarzamoras, frutosos, frescos y secos en boca, con buenos taninos y acidez correcta.

Los coupages

La variedad tempranillo se usa con mucha frecuencia en solitario, para la elaboración de vinos monovarietales, de forma muy significativa en España en las Denominaciones de Origen de Ribera del Duero y de Toro . Sin embrago en la DOCa Rioja es frecuente encontrarla en mezclas o coupages. La exigencia es que entre un 95 y un 85% sea de de la variedad tempranillo.

La mezcla con la variedad blanca viura (macabeo) se producía de forma casi sistemática en los vinos parcelarios, ya que historicamente las parcelas no se plantaban de una única variedad y en el terreno más pobres de la parcela se plantaba viura y se vinificaba (aún se hace en no pocas ocasiones) junto, aunque el porcentaje de uva blanca es minoritario.

Los coupage con uva tinta son lo que incorporan garnacha, mazuelo (cariñena) y graciano. En todos ellos el tempranillo es la uva mayoritaria en la mezcla. El graciano es también una variedad autóctona riojana. Su complementariedad con el tempranillo para el envejecimiento la ha convertido en una importante variedad para la Rioja. Aporta acidez a la mezcla favoreciendo la crianza.

El mazuelo (cariñena). Corta en aromas produce vinos con abundantes taninos y acidez elevada. Es la acompañante ideal para vinos de largo envejecimiento. Su aportación fundamental al tempranilllo es la acidez. La garnacha tinta: complementa al tempranillo por sus características aromáticas, en particular la fruta roja. Sus mezclas con el tempranillo se han hecho cada vez más frecuentes por el aumento de popularidad de la garnacha en los últimos años.

El maridaje del tempranillo


El tempranillo funciona muy bien con la caza, especialmente si hablamos de vinos clásicos con largo envejecimiento en madera. Adora también los guisos de cordero y es fantástico en su versión más joven y afrutada para acompañar embutidos. Dada la enorme variedad de estilos que es capaz de producir, existe también un tempranillo idóneo para multitud de quesos, especialmente si hablamos de quesos curados.

El tempranillo es un vino muy versátil, un maridaje tradicional es con el asado o el guiso de cordero lechal. Muchos de los platos tradicionales castellanos se pueden acompañar de vinos tempranillo. Carnes rojas, asados, aves, carnes blancas y jamón serrano. Sus versiones más jóvenes y afrutadas combinan a la perfección con la charcutería y lo quesos curados o azules. Un tempranillo siempre es un aliado en casa incluso en momentos de urgencia, ya que su grado de acidez hace que llegue a ser un buen acompañante para platos como pastas, pizzas o alimentos picantes.

Rioja, Ribera del Duero y Toro son las tres zonas clave para entender la uva tempranillo y resulta cómodo recordarlas de menor a mayor intensidad, en este orden. Conviene pensar en la intensidad del plato que queremos maridar, ya sea carne, queso, un guiso u otra cosa. Cuanto más fuerte sea la comida, más debemos pensar en el vino de Toro; en Ribera si se trata de un plato de media intensidad y en Rioja si estamos ante sabores más delicados.

Descubre vinos de tempranillo en bodegas.bio

En nuestra tienda puedes realizar búsquedas filtrando por variedad de uva. En nuestra web puedes encontrar y comprar vinos de tempranillo ecológico lo que te garantiza un mayor respeto al terroir y la ausencia de pesticidas sistémicos en la bebida.

Son particularmente recomendables los tempranillos de la que quizá es la bodega más pequeña de la Rioja Alavesa, Bodegas Laukote. No nos podemos olvidar de otras dos bodegas pequeñas con vinos de enorme calidad, esta vez ubicadas en la Ribera del Duero, se trata de Valdemonjas y Milénico. Toro no puede faltar en esta enumeración, Gil Luna y Cyan son magníficos ejemplos. Más al sur, es reseñable también el trabajo con los tempranillos de Andrés Morate, bodega madrileña y de Bodega La Tercia en la Mancha.

Compártelo!

Publicaciones Similares