Natalia de Bodegas Corisca

(Podcast) Natalia Rodríguez: «No entiendo ese bulo de que un vino ecológico no puede ser bueno»

En esta ocasión viajamos virtualmente a la DO Rías Baixas, concretamente a la parroquia tudense de Baldráns, en la subzona del Condado, en la ribera del río Miño. Lo hicimos para visitar a Natalia Rodríguez, propietaria de Bodegas Corisca. Entre otras cosas quisimos hablar con ella sobre la supuesta falta de calidad de los vinos ecológicos.

Bodegas Corisca surge en 2009, Natalia quiso poner en valor y en producción ecológica el viñedo que su padre plantó en los años ochenta y cuya cosecha vendía a otras bodegas. Como nos explica la propietaria de la bodega, corisca o corisco es una palabra gallega que significa nieve fina o granizo que cae acompañado de viento fuerte y frío.

«Con respecto a la agricultura ecológica nunca hubo dudas. Es un convencimiento de como se tiene que trabajar la tierra, de que cosas no es necesario hacer. Yo apostaba por calidad, no por cantidad, que ese viñedo fuera plantado de una manera mucho mas natural, mas sostenible, que no le diera productos químicos. Trabajarlos como si fuera el jardín de mi casa para producir lo que yo querría beber. No quisiera beber un producto que estuviese con cantidad de productos tóxicos o fuese dañino para la tierra.»

Natalia Rodríguez de Bodegas Corisca

La paradoja de la supuesta falta de calidad de los vinos ecológicos

El mercado asume, en general, que los alimentos ecológicos son de mayor calidad que los convencionales. Lo son por sus propiedades nutricionales, organolépticas y la ausencia de químicos . Sin embargo en el vino es una percepción hacia la que se está caminando, pero partiendo de una situación desfavorable, nacida en los primeros años del siglo.

Natalia de Bodegas Corisca posa en el viñedo
Natalia Rodríguez, en su viñedo, posa con su albariño.

Quisimos tocar con Natalia esta paradoja, que no es fácil de entender, en España, hace un par de décadas se empezó a extender una opinión negativa con respecto a los vinos ecológicos. Quizá algunas elaboraciones desafortunadas en aquel momento, quizá intereses de quien temía la consolidación del vino ecológico. No es fácil explicar esa opinión que ha llevado a una paradoja extraña.

¿Como un producto que su materia prima es sana, buena y equilibrada va a dar un mal producto?, se pregunta Natalia, podría estropearse en bodega, igual que un vino convencional pero el punto de partida es favorable. Las uvas ecológicas tienen una mayor concentración de sabor, simplemente por que no les estás introduciendo a la planta nada por la raíz para hincharlas.

«Decir que el vino convencional es mejor que el vino ecológico es como decir que el pescado de piscifactoría es mejor que el pescado salvaje»

bodegas.bio

Los vinos de Corisca

Dos son las marcas de vino que embotella la bodega: Corisca y Finca Muiño. Corisca es un vino de fermentación espontanea en depósitos de inox, es un vino fresco, con menor acidez que los albariños de zonas más marítimas. Finca Muiño, procede de la parcela con las viñas más viejas, de 45 años, se obtiene de mosto lágrima, solamente 100 litros, se hace crianza en lías durante doce meses, tres de los cuales son en barrica de roble francés de 300 litros, un vino muy untuoso, con más carácter.

Deja una respuesta

Abrir chat
¡Hola! ¿Te podemos ayudar?