Bodega Kieninger

Arquitecto antes que bodeguero, el ciudadano austríaco Martin Kieninger llegó a la fascinante ciudad de Ronda en 1998. Empezó a elaborar vino como un hobby y se acabó convirtiendo en su forma de vida. Pasadas más de dos décadas Bodega Kieninger es un nombre ya de un reconocido prestigio en el panorama vinícola rondeño y andaluz.

La filosofía de la Bodega Kieninger es de máximo respecto al entorno, producción ecológica desde el inicio de la bodega y mínima intervención enológica. El objetivo logrado es conseguir unos vinos respetuosos con el terroir de las Sierras de Malaga, DO bajo la que se etiquetan alguno de sus vinos.

BODEGA KIENINGER

VINO DE RONDA HECHO CON AMOR POR UN AUSTRÍACO